Ciudad del Conocimiento

Las “manchas urbanas”, han experimentado una insaciable expansión en nuestros tiempos, hasta convertirse, podríamos decir, en uno de los paradigmas de nuestra época, compartiendo problemáticas, vivencias, exigencias, necesidades y retos comunes (transporte, energía, residuos, alojamiento, servicios públicos, espacios productivos, espacios de ocio, medio ambiente, etc.).

 

Bajo esta óptica, se han desarrollado concepciones o clasificaciones diversas para explicar los distintos tipos de ciudades, en base a su orientación o vocación urbana, destacándose los siguientes tipos: Ciudad Industrial, Ciudad Financiera, Ciudad Turística, Ciudad del Ocio, Ciudad del Conocimiento, Ciudad Comercial, entre muchos otras.


Debemos decir que las concentraciones urbanas, tienen aspectos diferenciales que las hacen únicas, así, una ciudad podría definirse como un lugar con una ubicación espacial y geográfica específicas, un trazado determinado y con vocaciones comerciales, sociales, políticas, financieras, así como estructuras demográficas particulares.

 

La problemática urbana, si bien puede asimilarse en muchas ciudades, no puede dejarse de lado sus especificidades, es decir, los problemas urbanos forman un complejo rompecabezas donde conviven rasgos compartidos, con detalles particulares.

 

El concepto de Ciudad del Conocimiento, es una propuesta de solución de la problemática urbana, que considera al espacio urbano caracterizado para albergar actividades innovadoras para generar un valor añadido a la comunidad residente, pero al mismo tiempo se entiende como un espacio comprometido, tolerante y respetuoso desde el punto de vista social y sostenible, ambiental, económico y político.

 

 

Descargar documento >>