Este artículo estudia el efecto del envejecimiento de la población en la edad óptima de jubilación que maximiza el bienestar social. Un incremento de la esperanza de vida reduce la cantidad de trabajo per cápita e incrementa la edad de jubilación óptima. Una reducción de la natalidad incrementa el peso de los jubilados en la población, reduciendo la cantidad de trabajo per cápita, pero también reduce el peso de la población infantil, que tiene el efecto opuesto. Además si tenemos en cuenta el perfil de productividad de los trabajadores a lo largo de su vida laboral, donde la experiencia puede incrementar la productividad, la reducción de la fertilidad puede hacer que incremente su peso en la población activa los trabajadores con más experiencia, generando una mayor productividad. A pesar de que todos estos efectos podrían generar ambigüedad en los resultados, este artículo propone una medida estadística que nos dice de forma precisa el efecto de una reducción de la natalidad sobre la oferta de trabajo per cápita y la edad óptima de jubilación, que puede obtenerse fácilmente usando estadísticas de distintos países.

El actual sistema tributario fue diseñado para grabar las transacciones económicas que se llevaban a cabo en la economía tradicional, respondiendo a unos principios de tributación básicos que garantizaban la neutralidad del sistema, así como la suficiencia de los ingresos tributarios. Ante la evolución de la sociedad y de la economía, como consecuencia de la aparición y rápida expansión de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, que han dado lugar a la denominada economía digital, surgen problemas en cuanto a la eficiencia actual de los mencionados principios.
 
La inadecuación de los actuales sistemas fiscales, ante la nueva realidad económica y tecnológica, permite a los contribuyentes eludir, e incluso evadir, las normas tributarias establecidas en las distintas jurisdicciones, aprovechando los vacíos legales que tanto las normas como las tecnologías admiten. Esta circunstancia pone en riesgo los ingresos públicos de los Estados, y por tanto, el actual Estado de Bienestar. Ante esta situación no deseada las organizaciones internacionales como la Unión Europea y la OCDE trabajan por buscar soluciones que eviten las situaciones de fraude fiscal y la pérdida de ingresos tributarios, haciendo un especial hincapié en la importancia que tiene un efectivo intercambio de información fiscal.

El objetivo de la universidad no es simplemente preparar a los jóvenes para un empleo: también debe cultivar los valores y los principios que trascienden el tiempo. En el estado actual de las cosas, la universidad no puede ser reformada. Reformar una institución supone que los espíritus de los reformadores sean reformados. Ese es el planteamiento fundamental impulsado por Edgar Morin: “no hay reforma de la universidad sin reforma del pensamiento”. Ahora bien, desde hace mucho tiempo se está reformando la universidad para evitar la reforma del espíritu y con ello, todas las reformas han fracasado.

Uno de los rasgos distintivos de la actual tendencia modernizadora que impulsa a México hacia el futuro, es la globalización de su economía. La educación superior mexicana inserta en este contexto, se encuentra obligada a responder a la internacionalización del conocimiento,  sus valores educativos y sus recursos humanos.

Una forma de integrarse a los cambios mundiales del saber es suscribiendo  acuerdos o convenios en materia educativa, científica y tecnológica. En esta acción, las universidades del país han ido creciendo a medida que la tendencia  globalizadora  se acentúa.

Por otra parte, México ha suscrito cuatro tratados de libre comercio, uno con Estados Unidos y Canadá, otros dos con Chile y Costa Rica y el más reciente con Venezuela y Colombia con los cuales conformó el llamado Grupo de los Tres (G3), herencia política del Grupo de Contadora (1983-1987).

La  globalización  como  contexto,  teniendo  a  la  vista  la  tesis  que sostiene  que  ella  es  causa  directa  o  indirecta  de  una  gran  variedad  de  efectos y riesgos,  frecuentemente negativos,  para  el  desarrollo  educacional  de  las  naciones.  Se  busca  verificar  la  capacidad explicativa de esa tesis a la luz del enfoque de  la “propensión de impacto de la interconectividad global”, que distingue cuatro tipos analíticamente  distintos  de  impactos  de  la  globalización: decisionales, institucionales, distributivos  y  estructurales.  Sometida  a  tal  análisis,  la  tesis  de  los “grandes  efectos”  no  parece  justificarse.

Página 6 de 28

Navegación

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com