En  los  últimos  años  el  planeta  ha  venido  sufriendo  distintos  cambios, muchos de ellos graves, entre ellos el cambio climático. Este problema, a pesar de ser ocasionado por la actividad humana, está afectando la vida no sólo de las personas, sino también de ecosistemas, plantas, animales, y poniendo en grave riesgo la biodiversidad. Como  causante principal de éste fenómeno, el ser humano debe responsabilizarse y encontrar alternativas más sustentables para la realización de sus diferentes actividades. Como es sabido, los gases de efecto invernadero, principalmente el CO2 como residuo de los combustibles fósiles utilizados para actividades humanas, es uno de los principales contribuyentes al cambio climático. Debido a esto, se ha planteado la necesidad de la creación y utilización de formas de energía más limpias y más sustentables. Una de ellas es la energía nuclear, que a pesar de ser considerada una fuente alternativa, está en medio de un debate debido a las connotaciones negativas que se le dan debido a su uso como arma de destrucción masiva tras las bombas en Hiroshima y Nagasaki, y a su relación con enfermedades como el cáncer.



Navegación

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com