El Sistema Integral de Gestión de la Energía permite lograr los requisitos establecidos con el menor gasto energético posible y la menor contaminación ambiental. Es un concepto técnico y económico para reducir el consumo energético, optimizar el uso de la energía, aumentar la productividad, la competitividad y fomentar la innovación. Consta de tres etapas: Decisión estratégica donde se caracteriza la empresa y se establece la estructura organizativa, la implantación donde se establecen indicadores, acciones y entrenamiento del personal y finalmente la etapa de Operación y evaluación del sistema. El análisis estadístico de las características costos producción, permiten establecer metas e indicadores que orientan las actuaciones de la empresa al objetivo deseado. Jerarquiza los proyectos de baja, media o alta inversión para reducir los costos energéticos de forma rentable. El modelo se ha aplicado en varias empresas de manufactura y servicios en forma exitosa y es capaz de medir los resultados de las inversiones realizadas.


<

Navegación

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com