El cuidado de medio ambiente se ha convertido en un área de especial interés debido a su impacto no solo en la naturaleza, sino también en su impacto en la salud de los seres humanos. El objetivo de la presente investigación fue conocer las creencias ambientales de los estudiantes de una universidad pública del estado de Jalisco. Se contó con una muestra de 235 estudiantes, se aplicó un cuestionario sociodemográfico y la escala de creencias ambientales (ECA), de los encuestados, 45.53% fueron mujeres y 53.47% hombres, con edad promedio de 20.19 años. El ECA divide las creencias en: ecocéntricas y antropocéntricas, en las ecocéntricas el 75.86 % responden de acuerdo o acuerdo total a actividades relacionadas con la preocupación por el medio ambiente y por la dependencia entre el hombre y el medio ambiente. En las antropocéntricas el 62.23% respondió estar en desacuerdo o desacuerdo total en ítems donde lograr una vida confortable y de calidad depende del medio ambiente. Por lo anterior podemos concluir que los universitarios tienen conocimiento de una educación ambiental y distinguen entre lo que le conviene al hombre en su relación con la naturaleza y su cuidado, identificando como área de oportunidad el motivar e involucrar a los universitarios a realizar acciones que lleven a la práctica sus creencias con acciones que permitan ver resultados en su casa, universidad y en la sociedad.

Las universidades públicas y/o privadas, generalmente conforman comunidades que se comportan como “pequeñas ciudades”, con requerimientos y necesidades comunes, enfrentando factores múltiples de una problemática global. Es evidente, la obligación que las Instituciones de Educación Superior (IES) tienen; el reto ineludible para la búsqueda y logro del Desarrollo Sostenible Universitario, entendiéndolo, no sólo en su enfoque ambiental, sino en sus aristas Político – Social – Económica – Cultural, que representan, asimismo sus ejes básicos.

¿Qué habrán de asumir las IES para ser capaces de convertirse en “Universidades Sostenibles”?
¿Existen iniciativas universitarias encaminadas a lograr el Desarrollo Sostenible Universitario y fungir como verdadero Agente de Cambio Social, en bien de la comunidad?
¿Estamos siendo capaces de ser la Universidad que el siglo XXI necesita, la sociedad presenta requiere y la comunidad global futura espera?

Cuestionamientos de reflexión, que obligan a la actuación inmediata, constante, concreta, pero ante todo, congruente y transparente, con la intención primera, de proponer e implantar un modelo de universidad sostenible.

Entendiendo que tal empresa no es cuestión simple, ni exclusiva de los universitarios, como si se tratase de un “ejercicio de autoevaluación”; ésta es, por lo tanto, una cuestión que debe ser atendida, asumida y resuelta por todos los actores del entramado social: Sociedad – Universidad – Sectores Clave.

Nada en nuestro planeta permanece inamovible, estamos en un planeta vivo, en constante transformación. La actividad volcánica, el viento, la lluvia, los terremotos, provocan cambios en las forma, textura y habitabilidad de la superficie de éste nuestro hogar. Aunque inicialmente la geoforma se debió a la actividad volcánica y a los movimientos tectónicos, al formarse los líquidos que dieron origen a la vida han sido de gran influencia en la transformación de la superficie terrestre. El ciclo hidrológico, después de evaporar y precipitar las aguas ha producido cambios en la corteza terrestre que son mas o menos profundos dependiendo de las capas de suelos y roca por la que transitan de las partes altas hacia el mar.

En esta primera parte del trabajo se presentan los fundamentos teóricos para el diseño de transformadores de distribución con enfriamiento por aceite natural,  de modo que la temperatura del punto más caliente no sobrepase el límite máximo permitido por el tipo de aislamiento, para ello los parámetros de diseño relacionado con las pérdidas (densidades de corriente y del flujo), deben ser seleccionados con los valores adecuados. También se describe brevemente un interfaz gráfico en lenguaje Matlab, que permite llevar a cabo el diseño de transformadores de distribución.

El Cutonalá forma parte de la Red de Centros Universitarios y Sistemas, de la Universidad de Guadalajara (UdeG). Surge como una propuesta de campus regional, para atender la creciente demanda de ingreso de los jóvenes aspirantes a las distintas carreras que ofrece la UdeG. Es un centro multidisciplinar para la formación de profesionales competentes y con compromiso social, así como para la generación de conocimiento nuevo y útil para la solución de problemas de su entorno.

Página 1 de 28

Navegación

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com